"An other cup": la muerte de Cat Stevens y el nacimiento de Yusuf Islam

Paulina Santamarina


via: The New School Portfolio

Parece que Cat Stevens fue dos artistas completamente diferentes. El primero fue un ícono de los 60’s y 70’s, un adolescente (famoso por mujeriego y alcohólico) cuyas canciones tocaron a millones. El segundo es un hombre mayor, sencillo y pacífico, que dedica su vida a los demás y que no responde más que al nombre de Yusuf Islam.


Su nombre verdadero es Stpehen Demetre Georgiou y nació en Inglaterra en 1948. Hijo de un padre griego y una madre sueca, fue criado como griego ortodoxo e incluso asistió a escuelas católicas, cosa que forjó en él una visión esencialmente anti – musulmana.


A sus 18 años, impulsado por el productor Mike Hurst, lanzó Mathew and Son (1967), un disco de debut que lo volvió sumamente popular en la Inglaterra de los 60’s y que significó el inicio de su carrera musical. Nació Cat Stevens.


Tea for the Tillerman (1970), después, lo volvió famoso en Estados Unidos y le permitió convertirse en un ícono musical de dos décadas y, al menos, dos países diferentes. Sus canciones se caracterizaban por ser íntimos retratos de su vida, por lo que se puede deducir mucho de sus pensamientos, problemas y personalidad a través de sus letras.


Tanta fama a tan corta edad lo llevo a hundirse en una vida de excesos, placeres y adicciones que terminó por ponerlo frente a frente con la muerte. Según el testimonio de Stevens, éste nadaba en el océano de Malibú cuando de pronto perdió la fuerza para regresar a la costa y se empezó a ahogar. Así, lanzó una súplica a Dios y le prometió que si lo salvaba dedicaría su vida a honrarlo y a servirle. Eventualmente, una ola lo empujó hasta la orilla. Entonces, en 1977, se convirtió al Islam y cambió su nombre a Yusuf Islam. Debido a su promesa y a su nueva devoción por la religión, ese día dejó atrás el mundo de la música para dedicarse al servicio social y a la educación musulmana en Inglaterra.


Tuvo una reaparición breve tras los eventos del 11 de septiembre de 2001 y presentó su canción Peace Train a manera de protesta en contra de los extremistas y fanáticos religiosos. Sin embargo, la industria musical estadounidense lo puso en su lista negra tras varias acusaciones que insinuaban que Yusuf estaba a favor de los movimientos religiosos radicales y que incluso había prestado financiamiento al grupo paramilitar Hamas. Pero, tras la presentación, Yusuf comprendió dos cosas: primero, que él necesitaba transmitir a la sociedad lo que verdaderamente era el Islam para así desconectarlo del terrorismo; segundo, que su voz era la misma, que aún tenía talento y que extrañaba la música. Fue entonces que inició el proceso de su resurrección.


Después de 28 años de silencio, Yusuf Islam, en 2006, lanzó An Other Cup. El álbum marcó el inicio de un músico nuevo y significó el fin del Cat Stevens que conocíamos todos. An Other Cup buscaba poner en evidencia los verdaderos valores del Islam. Para darle nombre a su disco, el artista se inspiró en una pintura turca de hace cientos de años que mostraba personajes tomando café de unas tazas con franjas naranjas. Una de las tazas, de hecho, es la portada del álbum. En lugar de contener café, sin embargo, contiene un océano, cosa que podría remitir al momento en que el cantante encontró su nueva fe. El título habla de “otra” taza y hace alusión a Tea for the Tillerman, uno de los discos más famosos de Stevens que, además, también tiene una taza en la portada.


Las canciones de este álbum son muy similares a las piezas anteriores de Stevens. Lo que cambia es que el artista parece haber encontrado un nuevo ‘yo’ dentro de sí mismo. Cambian también las temáticas, pues éstas giran en torno al Islam y transmiten un sentimiento de paz que el cantautor antes no conocía. Así, por medio de armonías tranquilas, voces suaves y ambientaciones únicas, el álbum transmite una sensación de balance entre luz y oscuridad, de sencillez y amor. Todas estas sensaciones, al final, son creadas por la mano musulmana y no pueden existir sin ella.


En An Other Cup, Yusuf refleja la vida renovada que ha llevado desde que sobrevivió al mar. El artista antes conocido como Cat Stevens evolucionó de manera drástica y, a través de sus canciones, podemos encontrarnos en diferentes tiempos y con distintas mentes, pero siempre escuchando una sola voz.  






26 vistas

Suscríbete para recibir notificaciones del nuevo contenido