Sobre Archivo Dickinson


El ejercicio de la reescritura para ensayar ser. Un ejercicio de vaciamiento para llenarse de uno mismo a través de otros. Ejercicio crítico de los otros, ejercicio ensayístico de uno mismo. Archivo Dickinson es una obra que trabaja dentro de una lógica doble, polifónica, inestable y transgrede la unicidad, la ley, la definición. Es un discurso dialógico que se construye en negativo. En su estructura la escritura lee a otra escritura y se lee a sí misma simultáneamente; crea al destruir.

Archivo Dickinson es un montaje, una nueva sintaxis creada a partir de palabras que son recuperadas de la voz original —ya muerta— y trasladadas a un medio que intenta reproducir esa misma voz. “Una cita del estilo” para crear un producto nuevo. Un ojo de gusano que une el aura de la poesía de Dickinson y el aura de la poesía de Negroni. Es la instauración de un nuevo aura “doble” (en tanto que carga con la relación de Dickinson con su espacio-tiempo por medio de su lenguaje pero también con la relación distinta del espacio-tiempo de Negroni por medio de su montaje) o, podría ser también, la destrucción del aura original en busca de algo totalmente nuevo y otro, sin valor de culto.

¿Quién escribe? ¿Es una labor de archivo o la autora se configura como archivo?

Creo que esta obra pone al descubierto la manera en que fungimos como repositorios culturales y cómo el lenguaje puede cargar en sí visiones particulares que, a su vez, pueden transmigrar a otras personas, hibridarse, complejizarse y dar cuenta de la relación de un individuo con su mundo.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo