Lo abyecto

Sofía Beltrán





Lo abyecto

O dónde quedó mi cuerpo.

O dónde O

O dónde me quedé

O

asco, rechazo, repugnancia, repulsión, siseante vómito, expulsión, impuridad, suciedad, innombrable, irrepresentable, innefable,

lo abyecto no refiere a la ausencia sino a la negación misma de la presencia

no

la negación misma del ser

no

el ser que nunca fue

no

la pobre potencia débil y mísera de palabra que es nuestra existencia

todo lo que somos como una torsión casi inexistente de energía muerta

el cuerpo difuso

interminable porque nunca empezó

cuerpoespacio liminal

tropiezo antes de nombrar


lo abyecto siempre subyace justo debajo de nosotros justo justo debajo de nosotros una sola capa de piel debajo de nosotros siempre sólo un poco debajo de la planta de nuestros pies hace falta tan sólo desviar un poco el paso inclinar malamente el hombro mirar la mirada que no se debe o rozar uno de los límites invisibles de la realidad a nuestro alrededor para que evuelva envuelva envuelva como masa suave y seca que saca saca saca tu aliento y te enfrenta no al vacío sino al antiespacio a la negación del espacio a un aire que desvanece los conceptos y



lo abyecto en el otro

en el otro corrupto

que transgrede quedito quedito cachitos de tu vida

los empaqueta y te los revende

los infla te los revende

los diluye te los revende

tus manos tus

tu espalda tu

lo abyecto en el otro que toca

que roza y ese roce

se te impregna en el noser

y tu ser embarrado

ahí donde abandonaste el sentido

lo abyecto en la degradación absoluta, sello en la mirada-sostén de los Otros, espacio indeterminado entre sonido y sonido que deja detrás no el silencio el no ruido el no ruido ruidoso estruendoso


lo abyecto en el cuerpo

nos constituímos en deshechos y procesos guturales informales húmedos sangrosos sarnosos rabiosos viscerales embabados viscosos somos procesos viscosos

no hay separación clasificación cosificación suficiente para lo viscoso, lo que nos emplasta piel con piel con todos los cuerpos que pesan en dolor vivo en la tierra, lo que nos enviscerea con todo y todos en un ritmo punzante de molusco y no hay moneda por más filosa que pueda cortar a través de ello


lo abyecto en el

¡!

¿



lo abyecto en lo ab yecto lo ab en el ab toyec en lo en ya becto



19 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo