La importancia de Dross Rotzank hoy

Diegardo Corgóngora



Ángel David Revilla Lenoci, o mejor conocido por todos nosotros como Dross Rotzank en YouTube, comenzó su carrera con gameplays, clips cómicos, retos y tops. Su producción audiovisual, desde el principio, se caracterizó y caracteriza por tratar lo sobrenatural, lo paranormal, lo bizarro, lo grotesco y lo subversivo. Todo desde un plano serio y a la vez cómico, sin falta. Desde 2008 hasta el día de hoy hemos tenido un gran número de videos de Dross, sobrepasando los mil.


Son clásicos, realmente, muchos hemos visitado su canal y nos hemos dado cuenta de que su actividad es diversa y va desde lo fácil de digerir hasta la crítica densa y dura de la realidad. Y es a esto a lo que me gustara poner énfasis.


Todos los videos de Dross, queramos o no, tienen muchas cosas que aportar. El conocimiento y experiencias que reúnen nos benefician de múltiples maneras. Sin embargo, más allá de la pertinencia de su contenido, este nos revela muchas cosas. Una de las primeras es que el soporte del ensayo y de la narración son exclusivamente del lenguaje: las imágenes no narran, Dross narra las imágenes y videos que nos presenta, los adjetiva y reflexiona.


El ensayo… Todos sus videos son ensayísticos, tienen un patrón y línea de pensamiento que podemos seguir a través de oraciones y sentido, reflexiones y argumentos. El ensayo de Dross, su innovación, trabaja con las imágenes, es uno de sus soportes y guías, junto con otros medios. Sobre todo, tiene una gran ventaja: palabra e imagen.

Hablar sobre videos, imágenes, sucesos y cosas enervantes, mientras que escuchamos y vemos en la pantalla otro tipo de soporte, es un bombardeo de información que, de manera virtuosa, Dross sabe manejar excelentemente: no habla por la imagen, no la describe, sino que reflexiona sobre y alrededor de ella, la narra y poco a poco construye a cada video una teoría de lo extraño.


Esto último, toda su reflexión y ensayo sobre lo paranormal, sobrenatural, lo bizarro e increíble, es evidente. Pero no seamos pazguatos, aclaremos que la teoría que podamos abstraer de la obra audiovisual de este creador de contenido es nueva y de implicaciones urgentes. En principio, Dross trabaja con videos e imágenes compartidas por su público, con contenido fuera de su experiencia. Lo que piensa y reflexiona, que escuchamos y llegamos a leer, tiene una condición explícita: el hecho de que exista evidencia, de que algo haya sigo grabado, y de algo o alguien haya grabado un suceso de importancia.


Lo importante aquí es la dependencia a las imágenes, videos y audios, lo que sugiere que la tecnología (cámaras, micrófonos, capturadoras, luces, el ojo mismo) es el soporte primario. La tecnología es la manera, hoy en día, de experimentar, mediante la experiencia de otro o de otro-cosa (celulares, cámaras, arte), lo que no es susceptible a explicar. Y esto es lo más importante: Dross transmite, ensaya y trata lo que no se explica sin explicarlo: deja que las imágenes sean, y articula sentido sin comprometer más de lo que pueda pagar.


La producción de Dross en YouTube es digna de poner el ojo y observar delicadamente, despacio, ya que trata con cosas que esperamos experimentar (algunos de nosotros, al menos): lo que no se dice, lo que no se encuentra qué ni cómo, lo que el miedo y lo imposible mecaniza en nuestra carne.


Literariamente, rompe la hoja del ensayo y se traslada al video, se apoya en las imágenes, videos, en varios tipos de medios. Y mantiene un diálogo constante, crítico, con lo que la academia rancia deja en la esquina: lo que pasa y no sabemos cómo, lo que vemos y queremos olvidar: con lo bizarro y horrendo que ocurre todos los días, con los juegos de la realidad, los juegos que otros hacen de y en la realidad.


Muchos de nosotros pasábamos los días esperando sus videos, por lo comprometedor que son ante sus espectadores, por lo serios que son sin quitar nada de mérito a las cosas con las que trabaja, por clavarnos la espina de la duda sin llegar a la negación total.


Esa es la importancia de la obra de Dross hoy.



20 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo