Entrevista con Greta Van Fleet: El ascenso meteórico del nuevo rock

Arcadio Falcón


*Esta nota originalmente fue publicada en Diario ABC




Los precoces americanos editan su segundo disco, Battle at Garden’s Gate, un trabajo de rock

casi sinfónico con el que pasan al siguiente nivel en la jerarquía musical.


Charlando con Danny Wagner, batería, nos cuenta que recientemente se han mudado todos a

Nashville, “una ciudad donde se respira música” y que están realmente emocionados con este

nuevo álbum. El título, sugerente como pocos, nació porque necesitaban “un nombre que

reflejara lo épico del proyecto, donde confluyen muchos temas complejos”.


Wagner, que lo describe como “cinemático”, nos cuenta que el disco fue grabado en directo -¡y en cinta!- una gran anomalía en los tiempos que corren y que sólo es posible hacer siendo muy buenos (esto último lo añadió el entrevistador). El disco ha sido un proceso colaborativo en el que todosaportaron algo y donde Danny confiesa haber sufrido: “La batería puede moverse por todo elespectro sonoro y, al ser sólo un cuarteto, exige mucho mas de un músico; hay que llenar esos

huecos”.


Greta van Fleet, que ha vivido siempre bajo la alargada sombra de Led Zeppelin, parecen

cansados de la etiqueta.


“Al principio era normal”, dice Wagner, “empezamos haciendo la música que nos gustaba de niños, y Zeppelin eran nuestros favoritos. A estas alturas, parece más un recurso de periodistas vagos que la realidad objetiva.” Wagner se despide con unas palabras cariñosas hacia España, donde planean venir en cuanto la situación lo permita.El disco está disponible desde hoy en todas las plataformas digitales

20 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo