El circo

Fernando Székely-Aburto


Pintura de Toulouse-Lautrec original, sin ningún cambio


Hay elecciones este julio y básicamente todos los partidos han postulado como candidatos para diferentes puestos a actores, actrices, atletas y otros bufones que componen el mundo de las celebridades mexicanas.


En las últimas semanas se han oficializado las entradas a la política de mentes brillantes como Vicente Fernández Jr. y Lupita Jones, como si aquí en el espectáculo del circo del gobierno hubiéramos llegado al punto en el que salen los payasos y otras criaturas raras.



La política mexicana ha llegado a un momento coyuntural. Como desde que hay partidos en este país ha habido gobernantes ridículos tras gobernantes ridículos, y como el presidente en turno, durante su campaña, prometió dos billones de cosas sabiendo que podía cumplir a lo mucho veinte, ya nadie cree en el órgano político.


Y ya muy debilitado, aferrándose a su viejo poder, el gobierno apela a los instintos más básicos de los electores para ganarse aunque sea un par de votos.


Es perfecto ejemplo Vicente Fernández Jr, el Potrillo (hijo del Potro Real-Charro de Huantitlán).


El Jr., el potrito, el poni-unicornio músico dos veces nominado a grabmis, se alió con el muy devoto y serio PES para ser diputado del Distrito 20 de Jalisco. Este genio político (su intelecto es mayor al de Aristóteles y Maquiavelo juntos) tendrá en sus manos la responsabilidad de velar por los intereses de personas de 5 municipios diferentes para decidir cómo van a vivir por los próximos 3 años.


Pero nada de esto es nuevo. Ejemplos recientes hay muchos: en el gobierno del presidenteanciano la cultura le ha sido encomendada a Sergio Mayer (actor, ganador del premio nobel de física de 2003) y la dirigencia de un estado importante al Jorobado de Coapa, el triple Citlali Cuauhtémoc Blanco.


Otra figura legendaria de la cultura popular mexicana que quiere ser político es Paquita la del Barrio (Guerrera de la Guerrero, hija de Televisa, poderosa cantante según los borrachos, bien eriza para los pachecos), que competirá con Movimiento Ciudadano (sí, el partido de SAMUEL GARCÍA -emoji de la carita waskiando-) por una diputación veracruzana.


Bueno, eso de que quiere quien sabe, porque ella misma dijo que no tenía deseos de trabajar para el hombre blanco pero que viene a hacerlo para cuidar a la ciudadanía y a repartir todo todo tooooodo el amor de su corazón.


Este tipo de cosas es justamente las que nos revelan el estado de nuestra política actual: todo es una mentira, un engaño, y si creemos que Paquita la del Barrio va por un puesto público ‘por amor’ y no por ambición es porque o seguimos borrachos o nacimos ayer.


Biby Gaitán, hermana de un timbiricho e hija, como Paquita, de Televisa, también se va a poner a representar al pueblo (por el PAN, siempre tan preocupadísimo por el pueblo) con toda la experiencia que le ha dado ser canta-actriz.


Lo mismo parece que va a pasar con el Bofo Bautista (va, agarrado de la mano de los del PES, para ser diputado en Guadalajara).


Y si a este wey dejamos que lo elijan es culpa de todos, porque significaría que ya se nos olvidó lo del mundial de Sudáfrica, cuando el farsante de Javier Aguirre metió al bofo y a otros futbolistas viejos que no tenían nada que hacer ni en la segunda división de Honduras (Guille Franco me refiero a ti, ogt).


A todos ellos se les van a unir una serie de luchadores, cantantes y famosos en general que también van a ayudar al presidente-erecto-populachero a sacar al país de la miseria.


El gobierno, ya sabiéndose olvidado por la gente, recurre al culto de personalidad que ha excitado a los humanos desde Ra hasta AMLO.


Y así seguimos en la parte del circo de las criaturas ridículas que nos van a estar legislando: acá está el deforme, enfrente un troll, acá las edecanes y del otro lado los chamanes oscuros, todos bailando felices creyendo que pagamos por verlos a ellos, pero nosotros todos erizos por que empiece el show real y ya salgan los leones y los animales chingones.

21 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Suscríbete para recibir notificaciones del nuevo contenido