Desde Headley Grange

Fernando Székely-Aburto


via: Hitz.Musik.net

El mundo le celebra a Led Zeppelin los arreglos complicados, las incursiones sónicas y las cuatro mentes brillantes que formaban la banda. Pero se habla poco de los límites a los que, al grabar, Jimmy Page, Robert Plant, John Bonham y John Paul Jones llegaban para asegurar un sonido perfecto.

La banda inglesa, formada en 1968, se encontró en Headley Grange por primera vez en 1970. Para entonces Led Zeppelin I (1969) y Led Zeppelin II (1969) ya los habían vuelto famosos en Europa.

Un sonido revuelto y complicado había resonado con los jóvenes del continente y desde el primer álbum el grupo de Page había tenido mucho éxito comercial. Después de dos años viviendo de gira en gira, Led Zeppelin reconvino, en 1970, en Bron-Yr-Aur, un pueblo en Gales en donde Page y Plant empezaron a planear su siguiente disco.

Regresaron pronto a Inglaterra con un sonido mucho más tranquilo, casi country americano, muy diferente al que los había hecho famosos. Y para llegar a ese sonido, grabaron Led Zeppelin III en el ex hospicio de Headley Grange, una estancia vieja y casi arruinada en el campo inglés que se había vuelto estudio y cede de inspiración para músicos un tiempo antes.

La atmósfera ruda y decadente de Headley Grange no se parecía en nada a Abby Road o los otros estudios de grabación ingleses, pero hubo algo en la atmósfera del lugar que desató a Led Zeppelin.

Después de grabar el tercer disco (tenían casi todas las canciones compuestas desde Bron-Yr-Aur), vivieron ahí un tiempo más y pronto empezaron a componer más canciones. En el ex hospicio idearon ‘Black Dog’, ‘Stairway to Heaven’ y ‘When the Levee Breaks’ junto a las otras canciones del cuarto álbum que, aunque oficialmente no tiene nombre, conocemos como Led Zepellin IV (1970).

En ‘When the Levee Breaks’, Page, que produjo el disco, puso la batería de John Bonham en un pasillo remoto de la casa, colgó micrófonos del techo, y grabó su parte. A Robert Plant se le ocurrió la letra de Stairway to Heaven en un día y el resto del disco (que es el más celebrado de su discografía) se grabó así, espontáneo, usando la casa como un instrumento.

El éxito del álbum sin nombre (antes, aunque habían sido muy populares en el medio comercial, los críticos odiaban el estilo de la banda) los llevó a componer y grabar también Physical Graffiti (1975) en Headley Grange. Physical Graffity es el último disco del periodo más celebrado Led Zeppelin.

La batería en ‘Kashmir’, en ecos de ‘When the Levee Breaks’, se grabó en un pasillo remoto de la estancia. Como Plant y Bonham fueron los primeros en llegar al ex hospicio al principio de las grabaciones, juntos, improvisando, idearon el riff y la estructura de la primera canción antes de que llegaran los otros.

Después de las giras de 1975 para promocionar Physical Graffiti, Page, Bonham, Jones y Plant tuvieron que trabajar fuera de Inglaterra por discrepancias de impuestos con el gobierno, y nunca volvieron a grabar en Headley Grange.

Pero sea solamente porque fue la cede de los mejores álbumes de la banda o por que en verdad influyó en el sonido y las ideas de Led Zeppelin, Headley Grange está atado indiscutiblemente a una de las mejores bandas de Rock de todos los tiempos.


30 vistas

Suscríbete para recibir notificaciones del nuevo contenido